Entrevista | Marianela Rodríguez Ferreiroa
La empresa de Cerceda obtiene biocombustibles y harinas para hacer cemento de los restos animales de las granjas gallegas

La crisis del mal de las vacas locas los puso de actualidad, pero los residuos animales son un viejo problema del sector ganadero. La UE exige un estricto protocolo a la hora de deshacerse de restos animales como pueden ser el cadáver de una res u los residuos del despiece de un matadero. Los expertos denominan esta materia coma un subproducto cárnico. La firma Gesuga, con sede en Cerceda, se ocupa de la gestión de estos residuos.

-¿Qué es un subproducto?

-Es el resto de un proceso, aunque en nuestro caso convertimos el residuo en un recurso. Sometemos los subproductos a un proceso de cocción y deshidratación, separando el agua de la carne. Conseguimos así una masa que nosotros llamamos chicharrón. Sometemos ese elemento a un prensado del que obtenemos una grasa que luego se emplea como biocombustible. Tras el proceso de prensado obtenemos una materia sólida que convertimos en harina que se usa en la elaboración de cemento.

-¿También gestionan la recogida?

-El ganadero contacta con un servicio de atención telefónica centralizado en Madrid. A través de Internet recibimos todos los avisos que se producen en nuestra comunidad. Esos datos se derivan a nuestro sistema logístico de transporte y acudimos a la granja para retirar la res muerta cumpliendo unos protocolos higiénico-sanitarios que garantizan el tratamiento de los residuos hasta su llegada a Cerceda. En el caso de Ourense contamos con una planta de transferencia.

-¿Cómo evitan los riesgos para el entorno?

-En la propia explotación ganadera limpiamos y desinfectamos la zona donde se encontraba la res. También se higienizan los vehículos de transporte antes y después de efectuar el traslado. En la planta de Cerceda las medidas y los controles se multiplican. Para nosotros la bioseguridad de la recogida y el tratamiento es uno de los aspectos más importantes.

-¿Cuantos residuos procesan en la planta?

-Cada día recogemos una media de cien toneladas de subproductos en Galicia. Si estos residuos no se procesasen da forma adecuada, estaríamos provocando un gran problema medioambiental.

-¿Están investigando en la mejora de estos procesos?

-Si. Estamos trabajando en nuevos sistemas de desinfección de vehículos, diseñando mecanismos automáticos. Para nosotros es muy importante trabajar en el I+D.

-¿Gesuga está siendo un modelo a exportar?

-Existen iniciativas para implantar nuestro conocimiento y nuestras técnicas en otros países. Es el caso de Polonia. En un corto plazo de tiempo esperamos estar presentes en ese país y llevar allí el know how de Gesuga.